martes, 29 de noviembre de 2016

Actualizando...

Estoy extremadamente oxidado en esto de escribir. Un año, sin escribir, creo que es mucho. Así como lo es poco más de ocho meses sin tono telefónico y por ende sin internet.

Técnicas de autocad he adquirido varias gracias a nuevos proyectos, de celulares, hace dos días se le acaba de terminar de reventar la pantalla táctil así que estoy incomunicado hasta nuevo aviso. Mi dulzura, junto a su abuela están atravesando una virosis que causa vómito y diarrea, pero ya están saliendo de ese mal, ahora creo que soy yo quien va para dentro.

Dedico esta entrada a una persona que está al otro lado del charco, a su acompañante que siempre arruga el ceño cuando está preocupado, y que a punta de drones, evita estar caminando por hectáreas de terreno.

Por cierto, todo lo que digan sobre lo mal en Venezuela es completamente falso: Aquí estamos comiendo muy bien "los cables" (expresión venezolana que significa no tener alimento) somos el país más seguro del mundo, (más seguro que te roben, que te maten) aquí no hay ningún enfermo (quien se enferma se muere por falta de medicamentos) y no tenemos inflación (porque tenemos hiperinflación). Así que si te pones a ver, las noticias son completamente falsas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada